19 de julio de 2024

Ponencia de La Vera (Cáceres) de Mari Carmen, 2º Encuentro Pensionista en León 2024

Desde la plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas de la Comarca de la Vera (Cáceres)
valoramos mucho la idea de realizar este encuentro, y lo agradecemos a los organizadores y a
todos los asistentes, a la plataforma de León y a la Voz de las Plataformas que mantiene
semanalmente esa maravilla de las jornadas de formación y debate; este encuentro es una
oportunidad para conocernos en persona, poner en común nuestras experiencias y estrechar
lazos, tanto personales como para seguir colaborando en los temas sociales que nos
preocupan, que son muchos.
Son muchas las luchas sobre asuntos de carácter social o ambiental que compartimos, pero
por resumir diremos sólo algunos puntos que consideramos muy principales sobre pensiones:

  • Defendemos que las pensiones tendrían que ser 100% públicas, y como por desgracia ya se
    ha aprobado la participación en el SPP de los planes de empresa, privados, en el punto 16 de la
    modificación del Pacto de Toledo aprobado en el Congreso en 2021, la principal lucha que
    tenemos que hacer ahora es para que esos planes no sean obligatorios para los trabajadores,
    que no estén incluidos en los convenios laborales; y que desaparezcan todos los beneficios
    fiscales sobre ellos. Lo ideal es que además las aportaciones del empresario y el trabajador no
    se detrajeran de las cotizaciones a la SS sino de sus beneficios y de su salario respectivamente,
    que sean ajenos por completo al SPP; no sé si esto en particular sería posible revertirlo en lo
    que ya se ha aprobado.
  • Exigimos pensiones mínimas que permitan vivir dignamente, igualándolas al salario mínimo.
  • También, que no se apliquen coeficientes reductores a los pensionistas con jubilación
    anticipada que han cotizado 40 años o más a la SS.
  • Además, estamos en contra de compatibilizar la jubilación con el trabajo, porque los empleos
    deben ser para los jóvenes, los empleos que dejan los que se jubilan deben ir a reducir el paro.
    En ningún caso estamos de acuerdo con que se incentive el trabajo más allá de la edad de
    jubilación.
  • Y que la edad de jubilación no se aumente, por mucho que suba la esperanza de vida, sino
    que se acorte y vuelva a los 65 años, o menos.
    A grandes rasgos y en resumen, éstas son las reivindicaciones principales que hacemos sobre
    pensiones.
    En las luchas sociales en general, al margen de la de las pensiones públicas, creo que es
    necesario debatir y analizar, para superarlos, dos problemas principales para poder estar cada
    vez más activos en estas luchas, dos cuestiones que restan mucha fuerza a los movimientos
    sociales y que no atraen globalmente a toda la masa de población que deberían involucrar:
  • primero el desánimo que nos entra cuando vemos que no conseguimos implicar a más gente,
    que es lo que nos ha pasado a nuestra plataforma de la Vera; tendríamos que perseverar, a la
    vez que ir innovando formas de llegar a la gente y crear conciencia; por plantear algunas:
    conseguir que nos admitan en institutos, explicando a la juventud que tienen que luchar por
    trabajos dignos, porque si no lo hacen ellos puede que nadie lo haga, y entre esas exigencias
    que esté la cotización en una SS fuerte, para que en el futuro les cubra una jubilación digna y
    las contingencias que puedan surgir; o sea, pelear por una SS sostenible mediante sueldos
    dignos y que ofrezca garantías de futuro. Y otra forma sería en los sindicatos, tanto a los
    representantes en las empresas y su dirección como en la afiliación, explicar la situación de las
    pensiones y plantear las reivindicaciones que hacemos a los políticos, haciéndoles ver que
    participar en esta lucha puede dar lugar a un futuro mejor en su pensión.
  • y el otro gran problema que nos hace muchas veces abandonar la lucha es la desunión y los
    enfrentamientos dentro de los movimientos sociales, por culpa de personalismos o intereses
    ocultos. Para combatir este fracaso, que a lo mejor es lo que quieren y provocan los
    guardianes del sistema, nos toca aprender a ser dialogantes, muy claros, generosos, y trabajar
    siempre de forma horizontal, precisamente como se hace en la Voz. Y como habitualmente se
    necesitan cargos, para organizar, para comunicar, una táctica buena sería que éstos sean
    rotativos siempre que ello sea posible, porque, por una parte, un beneficio de eso es que así
    se implica a todos y todas, se fuerza a aprender lo cual es bueno, se comparte todo mucho
    más, las experiencias, los esfuerzos, el tiempo dedicado, etc.; y por otra parte porque la
    experiencia nos dice que muchas veces las personas que ocupan los cargos se relajan, se
    cansan, o se apoderan del conjunto aprovechando que el resto les dejan hacer; y eso puede
    acabar mal, dejando de representar realmente al grupo y yendo ya por otros intereses.
    Creo que hay que mejorar mucho en la gestión de acción de grupos grandes que quieren
    cambiar la sociedad, porque es un trabajo que nos lo ponen muy difícil y se relajan y
    aprovechan cuando nos desunimos, a veces parece que se empeñan en que nos enfrentemos
    entre nosotros; y por eso tenemos que ser muy muy efectivos, para no dejarles hacer; a veces
    lo hemos conseguido, por ejemplo cuando el 0,25 de Rajoy, así que ánimo!